Ir al contenido principal

GALLETAS DECORADAS CON GLASA REAL


GALLETAS DE MANTEQUILLA CON GLASA REAL CASERA:

Me encantan, de todas las maneras, formas, colores y texturas posibles.

Vamos, ¡que me pierden!

Las galletas son fáciles de preparar, están de muerte y con una tanda te salen galletas "pá" dar y regalar.


En este caso las he decorado con glasa real y el detalle de la rosa está hecho con fondant "FunCakes" blanco.

La receta es la básica de galletas de mantequilla, que os dejaré más abajo. Pero antes...

Si habéis leído un poco sobre mis gustos ya sabréis que me gusta viajar. Lo considero mi pasión (el hecho de haber estudiado Turismo también ayuda). Pero el hecho de conocer lugares, costumbres, tradiciones y sobretodo gastronomía de diferentes sitios del mundo me vuelve loca!!! Y me encanta :)

Este verano tuve la oportunidad de hacer el viaje de mis sueños: conocí Estados Unidos, que para mí era como "el viaje de los viajes" y aunque solo habré visto menos de una tercera parte del país me he prometido volver cuanto antes!!!

En fin, a lo que iba, hablando de viajes, desde el día 25 al 29 de este mes (por tradición) no estaré por estos lares ya que marcho a visitar Bélgica.



¿Y eso qué significa?

C.H.O.C.O.L.A.T.E

¡¡¡Chocolate belga a mansalvaaa!!!

Así que ya os contaré cuántos kg de chocolate he traído de vuelta y ya prepararé algo rico que implique sobredosis chocolatera.

En fin, no me enrollo más, aquí os dejo la receta para las galletitas.

Preparados, listos...¡vamos!

RECETA GALLETAS DE MANTEQUILLA (también podéis seguir el tutorial paso a paso)
  • 250g de mantequilla
  • 200g de azúcar glas
  • 500g de harina de repostería
  • 1 huevo grande
  • Extracto de vainilla
  • Una cucharadita de leche

  1. Batimos la mantequilla junto con el azúcar glas hasta formar una textura cremosa.
  2. Añadimos el huevo y seguimos batiendo.
  3. Incorporamos la esencia y la cucharadita de leche (en este paso podéis incorporar también algún colorante si queréis conseguir galletas de colores)
  4. Agregamos la harina tamizada previamente en tres veces, batiendo bien entre turno y turno hasta conseguir una masa firme (no dura).
  5. Ahora, dividiremos esta masa en dos.
  6. Extenderemos con un rodillo una de las masas sobre papel de horno hasta conseguir una masa con un mismo grosor en toda ella para que luego las galletas no nos queden de diferente tamaño.
  7. Una vez extendida sobre el papel de horno, guardar en la nevera tapada con otro papel de horno sobre ella.
  8. Mientras se enfría vamos repitiendo el proceso con la otra mitad de masa que hemos apartado anteriormente y volvemos a guardarla en la nevera encima de la anterior.
    Este proceso de estirar la masa antes de guardarla en la nevera en lugar de meter directamente la bola de masa en la nevera nos permitirá trabajarla mejor luego, porque si dejamos la bola fría a la hora de estirarla con el rodillo nos costaría mucho más.
  9. Precalentamos el horno a 180ºC.
  10. Dejamos enfriar ambas masas en la nevera durante unos 15 minutos.
  11. Pasado este tiempo, sacamos una de las masas y vamos cortando galletas con cortadores que elijamos y vamos colocando las galletas sin hornear sobre una bandeja con papel de horno. Como nos sobrará masa, volveremos a hacer una bola con ella para posteriormente repetir el proceso con la masa que nos ha sobrado. Mientras volvemos a amasar el resto que nos ha sobrado y continuamos cortando galletas, guardamos la bandeja de galletas que hemos cortado antes en la nevera (siempre es mejor que en el momento justo de meter las galletas en el horno éstas estén frías). Gastamos toda la masa y las vamos colocando en la bandeja de horno.
  12. Horneamos durante 15 minutos aproximadamente o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Cuidado, ¡¡¡no hay que dejar que se tuesten!!!
  13. Dejar reposar 5 minutos en la bandeja de horno y traspasarlas a una rejilla enfriadora. Muy importante, ya que si las dejáis en la bandeja del horno las galletas no podrán respirar el vapor y se ablandarán enseguida.
     
  14. Repetir el proceso con la otra lámina de masa en la nevera.


Ahora lo único que nos queda es decorarla, en este caso lo hice con glas real, pero también puede hacerse con fondant (está igual de bueno...)

¡¡¡Y esto es todo por hoy!!! 

Por cierto, si tenéis niños o tenéis que haceros cargo de algún chiquillo y no sabes qué hacer para que se entretenga...haz una tanda de galletas, ¡¡¡es infalible!!! Los tienes calladitos, se entretienen y disfrutan :)

Y como dijo mi queridísimo Jim Carrey...

...A falta de pan, ¡¡¡buenas son galletas!!!

Comentarios

  1. Hola, muy buen Blog ^^ ¿Cuánto es el tiempo que puede conservarse la glasa real?.
    Me surge esa pregunta ya que me dijeron por ahí que al estar hecha con claras de huevo, solo se conserva unos días.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Anita! muchas gracias, me alegra que te guste mi blog ^^! Pues te diría que si tienes que trabajar con glasa real, la hagas el mismo día (y a poder ser) justo en el momento de decorar tus galletas. La glasa cambia muy rápido de consistencia y se endurece o cristaliza, así que puede perder mucho su textura y darte problemillas. Pero si ves que necesitas si o si tenerla tiempo guardada, te diría que la guardaras en un recipiente de cristal hermético en la nevera. Cúbrelo con film de cocina tocando la superficie de la glasa y tápalo bien. Espero que te haya servido de ayuda y suerte! Besitos :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

LO MÁS POPULAR

PIZZA CASERA Y AUTÉNTICA SALSA DE TOMATE ITALIANA

No todo son dulces...¿no?
Bueno, la gran mayoría en este blog es dulce y lo seguirá siendo. Pero como soy una adicta a las masas y a su vez a la comida italiana y pizzas, ¿qué mejor que mezclar estos dos gustos?
¡Así que hoy toca PIZZA!



Hacía tiempo que tenía ganas de hacerlas, pero por falta de ganas (también conocido como "ser vaga") siempre las compraba hechas y ala, problema resuelto y tiempo pa mí. 
Peeero...
Hay un día que una misma reflexiona y se dice: ¿Y si te sale una auténtica pizza italiana y dejas de comprar pre-congelados y puedes hacer pizza cada vez que quieras sabiendo lo que realmente estás comiendo?
¡PUES SÍ, ME HA SALIDO!

Y no sé si realmente esto es bueno o malo, porque con lo que me gustan posiblemente pueda pasar que alimente a mis padres, mi abuela, mis vecinos, mi hermano y mi novio (y mi perro) a base de pizzas durante mucho tiempo (y cuando digo mucho, es MUCHO).
Pero todo sea por eso, ¡oiga! Todo sea por una buena pizza italiana.
Aquí os dejo la receta par…

TÉCNICA RKT (Estructuras de arroz inflado)

Francamente lo mio es demasiado, tantísimo tiempo viendo CAKE BOSS (El rey de las tartas) en Discovery Max, viendo cómo hacía tartas XXL o a tamaño real de unas estructuras descomunales e incluso visitando su magnífica tienda en Nueva Jersey y yo sin saber cuál era el secreto que utilizaba para hacerlas...
¡¡¡PUES NI ES SECRETO NI ES NÁ DE NÁ!!! RKT!!!
^^
Sí, hasta que me vi en la necesidad de crear unas formas que difícilmente podía conseguir con bizcocho, una amiga va y me dice: ¿oye, por qué no lo haces con RKT?
Al principio, nada más escuchar el término, pensé que se trataba de algún tipo de preparado artificial que mágicamente lograba hacerte formas que extrañamente se me iban pasando por mi cabeza, pero cuando me explicó de qué se trataba mi mente gritó la tan conocida expresión de "Aaaaamigoo...eso era!!!" ^^
Así que vi la luz, y ya sabía que lo tenía toodo controlado: Miriam, ¡manos a la obra!
Pero antes una "breve" introducción:


A) ¿QUÉ ES EL RKT?
La técnica del R…

GALLETAS DE MANTEQUILLA SIN HUEVO, PITUFOS Y ALGO MÁS ^_^

¡Qué ganas tenía de hacer esta receta!
Y mi sorpresa fue asombrosa, para bien, al descubrir lo buenísimas que están las galletas de mantequilla sin huevo.
Este post (y su significado "galletil") es debido a que como sabréis finalizó el segundo sorteo galletero de Instinto Repostero y la ganadora, Raquel, me pidió que fueran sin huevo ya que iban destinadas a su nene y éste no lo toleraba.
Así que por mí estupendo, no había probado hasta entonces las galletas sin huevo y para mí era todo un honor hacer unas galletas riquísimas sin huevo para que un niño las disfrute.
¡Total!
Aquí os pongo la receta (fácil y buenísima) para que podáis optar a hacer unas galletas "fuera de peligro" para toda la gente que no tolere el huevo O simplemente porque queráis unas galletas que tengan el mismo sabor que las que llevan huevo pero queráis conservarlas durante más tiempo. Ya que además de ser aptas para gente que no lo tolere, lo mejor de éstas galletas es que se conservan mucho más ti…